Viernes, 16 de octubre de 2009
Publicado por Salazara72 @ 12:30
Comentarios (0)  | Enviar



La reina de la 'morna' se llevó esta noche el Planeta. Ángeles Caso, escondida tras el seudónimo Virginia Évora, un claro homenaje a la diva del 'blues' caboverdiano, se hizo con el galardón mejor dotado de las letras españolas (601.000 euros para el ganador, 150.250 para el finalista) gracias a la historia de una joven de Cabo Verde que emigra a Europa y no acaba de pasarlo demasiado bien.

Emilio Calderón, que el año pasado obtuvo el Fernando Lara de novela por 'El judío de Shangai', se convirtió en el finalista con la historia de un policía recién ascendido en la India. Presentada bajo el seudónimo Blas Bolarín, 'Al oeste del este' se convertirá así en la segunda novela que Calderón edita en Planeta tras su salida de Roca Editorial.

Por su parte, Caso, presentó su obra bajo el título falso de 'El viaje'. La novela de Caso, ex presentadora de televisión que se retiró a los 35 años para iniciar una carrera literaria que la llevó a ser finalista del Planeta el año en que lo ganó Cela (1994), se impuso a las otras 491 obras presentadas en la 58 edición del galardón.

Susto durante el discurso

Durante el discurso en el que la ganadora agradecía el premio, el editor de Seix Barral y miembro del jurado del Premio Planeta, Pere Gimferrer, se desmayó durante el parlamento de la ganadora, Àngeles Caso.

Gimferrer, que fue inmediatamente atendido por personal sanitario que se encontraba en el Palacio de Congresos de Barcelona, ya se encuentra hospitalizado, según ha informado el responsable médico de Planeta, Joan Pere Serrano. Vea el vídeo

Serrano ha comentado en la rueda de prensa reservada a los ganadores que "por la sintomatología Gimferrer ha sufrido una lipotimia" y, de hecho, ha recordado, el propio poeta barcelonés ha confesado que "ya durante la tarde había tenido molestia gástrica".

Según el médico, "no hay un signo que hiciera prever una alteración más seria" y ha manifestado que "salvo el momento del desvanecimiento, se ha mantenido consciente, orientado y sin ningún tipo de alteración

 

La reina de la 'morna' se llevó esta noche el Planeta. Ángeles Caso, escondida tras el seudónimo Virginia Évora, un claro homenaje a la diva del 'blues' caboverdiano, se hizo con el galardón mejor dotado de las letras españolas (601.000 euros para el ganador, 150.250 para el finalista) gracias a la historia de una joven de Cabo Verde que emigra a Europa y no acaba de pasarlo demasiado bien.

Emilio Calderón, que el año pasado obtuvo el Fernando Lara de novela por 'El judío de Shangai', se convirtió en el finalista con la historia de un policía recién ascendido en la India. Presentada bajo el seudónimo Blas Bolarín, 'Al oeste del este' se convertirá así en la segunda novela que Calderón edita en Planeta tras su salida de Roca Editorial.

Por su parte, Caso, presentó su obra bajo el título falso de 'El viaje'. La novela de Caso, ex presentadora de televisión que se retiró a los 35 años para iniciar una carrera literaria que la llevó a ser finalista del Planeta el año en que lo ganó Cela (1994), se impuso a las otras 491 obras presentadas en la 58 edición del galardón.

Susto durante el discurso

Durante el discurso en el que la ganadora agradecía el premio, el editor de Seix Barral y miembro del jurado del Premio Planeta, Pere Gimferrer, se desmayó durante el parlamento de la ganadora, Àngeles Caso.

Gimferrer, que fue inmediatamente atendido por personal sanitario que se encontraba en el Palacio de Congresos de Barcelona, ya se encuentra hospitalizado, según ha informado el responsable médico de Planeta, Joan Pere Serrano. Vea el vídeo

Serrano ha comentado en la rueda de prensa reservada a los ganadores que "por la sintomatología Gimferrer ha sufrido una lipotimia" y, de hecho, ha recordado, el propio poeta barcelonés ha confesado que "ya durante la tarde había tenido molestia gástrica".

Según el médico, "no hay un signo que hiciera prever una alteración más seria" y ha manifestado que "salvo el momento del desvanecimiento, se ha mantenido consciente, orientado y sin ningún tipo de alteración

 

La reina de la 'morna' se llevó esta noche el Planeta. Ángeles Caso, escondida tras el seudónimo Virginia Évora, un claro homenaje a la diva del 'blues' caboverdiano, se hizo con el galardón mejor dotado de las letras españolas (601.000 euros para el ganador, 150.250 para el finalista) gracias a la historia de una joven de Cabo Verde que emigra a Europa y no acaba de pasarlo demasiado bien.

Emilio Calderón, que el año pasado obtuvo el Fernando Lara de novela por 'El judío de Shangai', se convirtió en el finalista con la historia de un policía recién ascendido en la India. Presentada bajo el seudónimo Blas Bolarín, 'Al oeste del este' se convertirá así en la segunda novela que Calderón edita en Planeta tras su salida de Roca Editorial.

Por su parte, Caso, presentó su obra bajo el título falso de 'El viaje'. La novela de Caso, ex presentadora de televisión que se retiró a los 35 años para iniciar una carrera literaria que la llevó a ser finalista del Planeta el año en que lo ganó Cela (1994), se impuso a las otras 491 obras presentadas en la 58 edición del galardón.

Susto durante el discurso

Durante el discurso en el que la ganadora agradecía el premio, el editor de Seix Barral y miembro del jurado del Premio Planeta, Pere Gimferrer, se desmayó durante el parlamento de la ganadora, Àngeles Caso.

Gimferrer, que fue inmediatamente atendido por personal sanitario que se encontraba en el Palacio de Congresos de Barcelona, ya se encuentra hospitalizado, según ha informado el responsable médico de Planeta, Joan Pere Serrano. Vea el vídeo

Serrano ha comentado en la rueda de prensa reservada a los ganadores que "por la sintomatología Gimferrer ha sufrido una lipotimia" y, de hecho, ha recordado, el propio poeta barcelonés ha confesado que "ya durante la tarde había tenido molestia gástrica".

Según el médico, "no hay un signo que hiciera prever una alteración más seria" y ha manifestado que "salvo el momento del desvanecimiento, se ha mantenido consciente, orientado y sin ningún tipo de alteración

 

 


Comentarios