Mi?rcoles, 12 de diciembre de 2007
Publicado por Salazara72 @ 15:02
Comentarios (0)  | Enviar
Somoza lleva al futuro el fanatismo de un terrorista

BEATRIZ PORTINARI - Madrid - 12/12/2007

Una ma?ana cualquiera, el revisor de un tren ultramoderno se encuentra con un pasajero que lleva injertada en el pecho una bomba capaz de volar la ciudad. Tiene dos opciones: dejar que el miedo le haga saltar por los aires o aceptar el encargo del fan?tico terrorista de encontrar una extra?a llave, La llave del abismo (Plaza & Jan?s). Con este t?tulo, el escritor Jos? Carlos Somoza (La Habana, 1959) ha ganado el VI Premio de Novela Ciudad de Torrevieja y retado al lector a sumergirse en una sucesi?n de c?digos secretos y enigmas ambientados en una civilizaci?n poscontempor?nea. En la sociedad futurista que ha levantado Somoza hay hombres andr?ginos dise?ados gen?ticamente, ciudades sumergidas con cielos cubiertos de calamares fosforescentes o catacumbas de no-muertos, donde el misterio que rodea a un dios pondr? en peligro a la familia del sencillo funcionario del tren.

La novela rompe los esquemas de la literatura de terror, la fant?stica y la de ciencia-ficci?n, creando un ambiente irreal a medio camino entre las aventuras de Julio Verne, la est?tica de Blade Runner y el ritmo salvaje de Quentin Tarantino. "No puedo desvelar todos los secretos de la novela", reconoce el escritor con una sonrisa
enigm?tica. "Prefiero que el lector se enfrente a ellos en estado virgen, pero s? reconozco que los s?mbolos est?n ah?, como por ejemplo, que sea una llave lo que da coherencia al mundo o la persecuci?n de la Verdad que llega a ser tan peligrosa".

Sin l?mites

Somoza, que habla a veces de s? mismo en tercera persona, explica su proceso de creaci?n. "Siempre comienzo por la gu?a de viajes, donde apunto todo aquello que quiero tratar, los lugares por los que puedo pasar o no. Despu?s doy forma a los personajes y me siento omnipotente, form?ndolos y deform?ndolos como si fueran de arcilla. Mi cualidad m?s caracter?stica es que no tengo l?mites a la hora de escribir", explica. En esta ocasi?n, el hilo conductor de la obra se tensa sobre la muerte de Dios, con cierto mensaje nihilista que describe el fanatismo actual.
De sus obras se dice que resultan muy cinematogr?ficas, pero ?l huye de esta definici?n. "La verdad es que, como escritor, siempre prefiero que el lector se drogue y viaje con los efectos especiales de la propia novela, porque no hay ordenador que supere la capacidad de la imaginacion

Comentarios