Martes, 25 de septiembre de 2007
Publicado por Salazara72 @ 10:37
Comentarios (0)  | Enviar
PARA LA LIBERTAD SANGRO

Para la libertad sangro, lucho, pervivo.
Para la libertad, mis ojos y mis manos,
como un ?rbol carnal, generoso y cautivo,
doy a los cirujanos.

Para la libertad siento m?s corazones
que arenas en mi pecho: dan espumas mis venas,
y entro en los hospitales, y entro en los algodones
como en las azucenas.

Para la libertad me desprendo a balazos
de los que han revolcado su estatua por el lodo.
Y me desprendo a golpes de mis pies, de mis brazos,
de mi casa, de todo.

Porque donde unas cuencas vac?as amanezcan,
ella pondr? dos piedras de futura mirada
y har? que nuevos brazos y nuevas piernas crezcan
en la carne talada.

Reto?ar?n aladas de savia sin oto?o
reliquias de mi cuerpo que pierdo en cada herida.
Porque soy como el ?rbol talado, que reto?o:
porque a?n tengo la vida.






SENTADO SOBRE LOS MUERTOS

Sentado sobre los muertos
que se han callado en dos meses,
beso zapatos vac?os
y empu?o rabiosamente
la mano del coraz?n
y el alma que lo sostiene.

Que mi voz suba a los montes
y baje a la tierra y truene,
eso pide mi garganta
desde ahora y desde siempre.

Ac?rcate a mi clamor,
pueblo de mi misma leche,
?rbol que con tus ra?ces
encarcelado me tienes,
que aqu? estoy yo para amarte
y estoy para defenderte
con la sangre y con la boca
como dos fusiles fieles.

Si yo sal? de la tierra,
si yo he nacido de un vientre
desdichado y con pobreza,
no fue sino para hacerme
ruise?or de las desdichas,
eco de la mala suerte,
y cantar y repetir
a quien escucharme debe
cuanto a penas, cuanto a pobres,
cuanto a tierra se refiere.

Ayer amaneci? el pueblo
desnudo y sin qu? comer,
y el d?a de hoy amanece
justamente aborrascado
y sangriento justamente....

Canto con la voz de luto,
pueblo de m?, por tus h?roes:
tus ansias como las m?as,
tus desventuras que tienen
del mismo metal el llanto,
las penas del mismo temple,
y de la misma madera
tu pensamiento y mi frente,
tu coraz?n y mi sangre,
tu dolor y mis laureles.
Antemuro de la nada
esta vida me parece.

Aqu? estoy para vivir
mientras el alma me suene,
y aqu? estoy para morir,
cuando la hora me llegue,
en los veneros del pueblo
desde ahora y desde siempre.
Varios tragos es la vida
y un solo trago es la muerte.
Comentarios