S?bado, 22 de septiembre de 2007
Publicado por Salazara72 @ 11:40
Comentarios (0)  | Enviar
Fragmentos de mi existencia, religiosamente inhumanos
en el subsuelo del tiempo,
siguen presentes en m?, como fantasmas,
como una fiebre infecciosa
que me obliga a lanzar sonrisas, neciamente agresivas
hacia ese cielo triste, siempre arriba,
por encima de todo lo que hago
despierto o sumergido en los sue?os,
m?s all? siempre del limite bajo techo carcelario
verdadero o ficticio, es lo mismo.
Hacia ese cielo que anhelo en cada respiro
y que no puedo alcanzar
volando con estos brazos cargados de carne,
ni borrar con los gritos.
Fragmentos de ciudades rugen en m?
agitando cadenas,
y un viento amargo, enemigo, constantemente me arranca las hojas
del ser en que, por instinto m?tico, arb?reamente me constituyo
para tener raices en esta tierra
y resistir los embates
cada vez m?s a fondo
con que me acosa el plazo de la vida.
Fragmentos de un pasado irremediablemente extinguido
con la lenta necrosis que me va derribando,
y en vano con las piernas, r?gidamente
voy sosteniendo un mundo de v?sceras,
mi mundo interior y secreto
de tempos derruidos.
La fractura incurable de los huesos
cruje insidiosa en el paso efimero de las frases
con que duelen a cada palabra
y a cada gesto, con que, inefablemente,
imploro un r?o, para irme, abandon?ndome
a la indulgencia de la corriente.
Comentarios