Martes, 18 de septiembre de 2007
Publicado por Salazara72 @ 15:39
Comentarios (0)  | Enviar
La vida me rodea, como en aquellos a?os
ya perdidos, con el mismo esplendor
de un mundo eterno. La rosa cuchillada
de la mar, las derribadas luces
de los huertos, fragor de las palomas
en el aire, la vida en torno a m?,
cuando yo a?n soy la vida.
Con el mismo esplendor, y envejecidos ojos,
y un amor fatigado.

? Cu?l ser? la esperanza? Vivir a?n;
y amar, mientras se agota el coraz?n,
un mundo fiel, aunque perecedero.
Amar el sue?o roto de la vida
y, aunque no pudo ser, no maldecir
aquel antiguo enga?o de lo eterno.
Y el pecho se consuela, porque sabe
que el mundo pudo ser una bella verdad.
Comentarios