S?bado, 08 de septiembre de 2007
Publicado por Salazara72 @ 17:06
Comentarios (1)  | Enviar
INVESTIGACION / EL REFUGIO ESPA?OL
Un nazi noruego en Marbella
SE LLAMA Fredrik Jensen, 93 a?os, el ?nico extranjero que recibi? la cruz de oro que conced?a Hitler. ?Cr?nica? le localiza en la costa camuflado como un jubilado m?s. La sospecha: ?l pudo ayudar a huir de Espa?a al buscado ?doctor Muerte?.


F?LIX MARTINEZ NANDO GARCIA



Las temidas SS, a las que perteneci? Fredrik Jensen, era el cuerpo de elite del Ej?rcito nazi, la guardia personal de Hitler.
La red de amigos en Espa?a de Aribert Heim, m?s conocido como el doctor Muerte, y el criminal nazi m?s buscado del mundo, era mucho m?s amplia de lo que parec?a en un principio. En 2005 la Fiscal?a de Baden-Baden descubri? env?os de dinero desde las cuentas de la familia de Heim a Palafrugell, una peque?a localidad de la Costa Brava catalana. Tanto la Unidad de Delincuencia y Crimen Organizado (Udyco) como los Mossos d'Esquadra se aplicaron en localizar a este hombre que hoy cuenta 92 a?os y no pasa desapercibido con su 1,94 de altura.
El ?ltimo refugio en Espa?a del nazi m?s buscado del mundo, Aribert Heim, el siniestro doctor Muerte del campo de concentraci?n de Mauthausen, pudo haber estado en Marbella, en la lujosa urbanizaci?n Los Belbederes, en el apartamento n?mero 7 del Nordic Royal Club. Se trata del domicilio de otro criminal de guerra nazi, el noruego Fredrik Jensen, laureado con la cruz de oro nazi. Jensen cuenta en la actualidad con 93 a?os, s?lo uno m?s que Heim. Y de hecho, pudieron coincidir en alguno de los regimientos alemanes porque, tras su paso por Mauthausen, Heim se incorpor? a los batallones de combate de las Waffen-SS, el ala militar de la temible guardia personal de Hitler.
La polic?a recibi? en Barcelona una pista. Uno de los sospechosos de haber dado cobertura a Heim era nada menos que Jensen. Eso puso el foco de algunos de los investigadores sobre el antiguo nazi noruego. De hecho, originalmente llegaron a pensar que Jensen y Heim eran la misma persona. Los responsables de la investigaci?n aseguran que durante su vigilancia de la casa de los Jensen, los anfitriones recib?an visitas frecuentes de un invitado de avanzada edad y muy elevada estatura, pero no pudieron identificarlo como Aribert Heim. En la actualidad, tanto la polic?a alemana como el Centro Wiesenthal consideran que Heim se esconde en Chile, en las propiedades de su hija Waltraud B?sser en la zona de Puerto Montt.
A Heim se le atribuyen no menos de 500 asesinatos en el campo de concentraci?n de Mauthausen, en Austria, la mayor?a cometidos por su propia mano, experimentando con pacientes vivos, durante las escasas cinco semanas que estuvo destinado como m?dico del campo. Hasta el 60% de sus v?ctimas podr?an ser republicanos espa?oles, ya que en el momento en el que Heim estuvo en Mauthausen, los espa?oles representaban ese porcentaje de la poblaci?n reclusa del campo.
Mientras, prosigue la b?squeda del monstruo de Mauthausen, Jensen disfruta de su exilio dorado en Marbella, s?lo empa?ado por el debilitado estado de salud de su mujer.
Jensen sirvi? en varios regimientos de las Waffen-SS durante la II Guerra Mundial, como la SS-Panzergrenadier-Regiment 2 Der F?hrer; SS-Panzer-Division Das Reich; SS-Panzergrenadier-Regiment 9 Germania y, finalmente en la SS-Panzer-Division Wiking.
El Partido Nazi noruego ascendi? al poder en 1942. Su l?der, Vidkud Quisling, era mucho m?s radical que sus colegas alemanes. De hecho, Quisling se plante? como objetivo la deportaci?n de todos los jud?os de Noruega, algo que ni siquiera los alemanes hab?an so?ado. Se le considera responsable del asesinato de 762 noruegos de confesi?n jud?a que perecieron en los campos de concentraci?n alemanes.
Pero quiz? el caso m?s conocido sea el del barco MS Donau, que transport? al mayor contingente (532 personas en noviembre de 1942) hacia Auschwitz. Casi todos murieron, bien asfixiados con gas o tras trabajos forzados. Quisling fue depuesto en 1945 y ejecutado por traici?n.
Mientras tanto, la gloria de Jensen iba aumentando tanto en Noruega como en la propia Alemania. No era habitual que un extranjero, por ario que fuera, recibiera la m?xima condecoraci?n concedida por Hitler. Jensen se hab?a convertido en un aut?ntico h?roe para los nazis, especialmente por su condici?n de combatiente de primera l?nea.
El final de la guerra en 1945 fue distinto para ambos nazis. Heim pas? unos meses en un campo de concentraci?n. Ya en libertad, recuper? su vida en Baden Wurtemberg, donde abri? una cl?nica de ginecolog?a y obstetricia. Desde 1947 hasta 1960 vivi? c?modamente en su ciudad. Era, adem?s, una celebridad jugando al hockey. Sin embargo, cuando uno de los fiscales encargados del proceso a los m?dicos revis? su expediente, a principios del a?o 60, las autoridades alemanas fueron conscientes de las atrocidades cometidas aquellas cinco semanas en Mauthausen. Y decretaron la inmediata detenci?n de Heim. Desde entonces, y a pesar de los esfuerzos de las fuerzas del orden de todo el mundo y de los del Centro Wiesenthal, sigue oculto.
Jensen, por su lado, pas? un tiempo recluido en un hospital militar de Viena, para ser luego internado en la prisi?n que los americanos hab?an instalado en el antiguo campo de concentraci?n de Dachau. Tras 10 a?os, fue liberado y se traslad? a Suecia, donde hizo fortuna con una compa??a de maquinaria industrial.
JUBILACION DORADA
El antiguo jerarca nazi noruego consta en los archivos de Interpol como criminal de guerra. Por esa raz?n fue detenido y deportado a EEUU en 1994. Pero logr? librarse. ?l y su mujer Karin de hecho se comportan en Andaluc?a como una pareja de jubilados con posibles, encantadores con sus vecinos, la mayor?a de la misma procedencia geogr?fica que ellos: suecos, noruegos, daneses y alemanes.
Incluso se permiten conceder entrevistas a medios locales de la Costa del Sol publicados en noruego. En una de esas entrevistas, el matrimonio asegura que a la vuelta de uno de los viajes de negocios de Friedrik Jensen, su esposa Karin le ten?a preparada una sorpresa: hab?a comprado un apartamento en Marbella, un lugar del que el antiguo criminal nazi asegura que no hab?a o?do hablar. Cuando acudieron a Marbella se encontraron que la vivienda era demasiado peque?a para sus expectativas, porque ten?an dos hijas. As? que decidieron adquirir un terreno y construir una vivienda de 800 metros, a la que se trasladaron definitivamente a finales de los a?os 70.
Sin embargo, cuando Jensen se jubil?, decidieron venderlo todo y mudarse a un apartamento en Los Belvederes (300 metros). Sin embargo, en 1995, Karin Jensen sufri? una apoplej?a que le imped?a seguir viviendo en un tercer piso sin ascensor. Su marido, mientras ella estaba hospitalizada, encontr? un piso en el nordic Royal Club. El propietario anterior hab?a pasado mucho tiempo en silla de ruedas y la vivienda estaba adaptada a las necesidades de una persona discapacitada.
LAZOS CON OTROS NAZIS
Los expertos en la localizaci?n de criminales de guerra nazis consideran que Jensen jam?s ha renunciado a su ideolog?a. No se conoce ninguna ocasi?n en que abjurara de los idearios de las Waffen-SS. De hecho, se considera que se mantiene en contacto con c?rculos neonazis y negacionistas del Holocausto. Se?alan a dos refugiados que viven desde hace tiempo en Benalm?dena: el alem?n Herbert Schaefer, cuyo pasado nazi trascendi? despu?s de que uno de los cuadros de su colecci?n expuesto en la Universidad de Yale fuera reclamado por un superviviente del Holocausto; y el austriaco Theodor Soucek, un revisionista vinculado al legendario Otto Skorzeny, liberador de Mussolini y al que se atribuye la direcci?n de ODESSA que refund? de forma clandestina el partido nazi en Austria y fue condenado a muerte por ayudar a antiguos SS a huir a Espa?a y Latinoam?rica en 1948. La pena le fue conmutada y finalmente Soucek huy? a Espa?a, donde ha escrito buena parte de los manuales de doctrina neonazi publicados en los pa?ses europeos de lengua germ?nica.
Schaefer tiene fijada su residencia en la avenida del Mar de la pedan?a de Arroyo de la Miel, en Benalm?dena (M?laga). Soucek, vive en la misma zona, en la urbanizaci?n Xanad?. Ambos fueron investigados en su momento para ver si dieron refugio a Aribert Heim en 2005, cuando todos los indicios apuntaban a que se ocultaba en Espa?a y su captura parec?a prioritaria.
A pesar de que en la entrevista dada en 1999 a la publicaci?n local para ciudadanos n?rdicos de la zona se presentan como una ingenua pareja de jubilados -no hay referencia alguna al pasado nazi de Jensen-, las medidas de seguridad de las que se han venido rodeando desde que se trasladaron a Marbella son considerables. De entrada, viven en urbanizaciones privadas cuyo paso est? vedado al p?blico en general y al que s?lo pueden acceder los vecinos y el servicio. Tanto es as?, que fue imposible contactar con ellos para obtener im?genes. Entre otras cosas, porque ni siquiera tienen tel?fono. En su domicilio, el apartamento 7 del Nordic Royal Club de Los Belbederes, no consta tel?fono. Simplemente dejan un n?mero de contacto, que pertenece a unos bajos de la Urbanizaci?n La Alzambra Villas y cuyo titular es un ciudadano paquistan?, Khalid Mahmood. Adem?s, ambos son miembros de Helic?pteros Sanitarios, ?as? tienen garantizados sus tratamientos m?dicos?.
Cuando Cr?nica se puso en contacto con la publicaci?n de la Costa del Sol para que nos cedieran las im?genes de la entrevista realizada hace ocho a?os, la publicaci?n consider? que deb?a pedir permiso a los Jensen para ceder las fotograf?as. La pareja noruega se neg? en redondo.
EL VISITANTE
No consta que el visitante alto que durante el mes de enero apareci? por la casa de los Jensen fuera Aribert Heim. Pero hay quien lo teme. Especialmente los investigadores. Hace dos meses, convencidos de que Heim se escond?a en la Costa Brava, efectivos de la polic?a alemana y de la Interpol se desplazaron a Sitges. Pero el anciano hab?a volado, rumbo quiz? a Chile, donde se hallar?a bajo la protecci?n de su hija mayor, Waltraud B?sser, de 63 a?os, fruto de una relaci?n extramatrimonial.
El tribunal de Baden-Baden remiti? a finales del pasado verano un exhorto a la Corte Suprema chilena para interrogar a B?sser, a su marido y a sus hijos, que viven en el n?mero 579 de la calle Panamericana Sur, en Puerto Mont, ante el convencimiento de que la hija del criminal de guerra conoce el paradero de su padre. En el exhorto se afirmaba que la madre de Waltraud, Gertrud Br?sser, declar? en 1997 que su hija se hallaba postrada en una cama en Austria porque sufr?a una afecci?n card?aca y obesidad m?rbida. No obstante, se encontraba en Chile en perfecto estado de salud, lo que levant? las primeras sospechas.
La madre de la hija de Heim asegur? ante las autoridades judiciales que ?nicamente hab?a visitado en una ocasi?n el pa?s chileno. Por contra, las investigaciones demostraron que hab?a viajado a este pa?s sudamericano en, al menos, 18 ocasiones entre 1982 y 1992. Los viajes de Waultraud, uno de los tres hijos del doctor Muerte, tambi?n han sido minuciosamente revisados. No en vano cogi? medio centenar de vuelos a diferentes pa?ses europeos entre 1979 y 2005. Esta mujer lleg? a Chile a principios de los 70 por un programa de intercambio estudiantil. El 30 de enero de 1978, se cas? en Austria con el constructor chileno Iv?n Diharce Navarro. Fuentes cercanas a la investigaci?n explicaron a este diario que la polic?a alemana ha intentado interrogar hasta en tres ocasiones a la hija ileg?tima de Heim, pero ?sta ha evitado que le tomen declaraci?n.
Las citadas fuentes se?alaron que los investigadores que se desplazaron a Chile en marzo abandonaron el pa?s hace escasos d?as y se dirigieron a Buenos Aires. Todo apunta a que podr?an haber contactado con las autoridades argentinas para evitar una posible fuga no s?lo de Waltraud B?sser sino del propio doctor Muerte. La agencia de detectives M?todo 3, que ofreci? sus servicios de forma desinteresada al centro Simon Wiesenthal, localiz? hace meses a la hija ileg?tima de Heim.
?Podr?a el nazi Jensen aclarar d?nde se oculta el doctor Muerte? Quiz?.?Querr?a hacerlo?
________________________________________
EN LA COSTA DEL SOL, MADRID, DENIA...
Espa?a fue un refugio de nazis desde el final de la II Guerra Mundial. Esa es la principal conclusi?n a la que ha llegado el profesor hispanoalem?n de la Universidad de Marburg Carlos Collado Seidel tras a?os de investigaciones. Autor de Espa?a, refugio nazi, afirma que, tras la rendici?n de Alemania, se plante? un serio dilema a las autoridades franquistas.
La consideraci?n de pa?s neutral, pero con una m?s que sospechosa colaboraci?n con la Alemania nazi y con la Italia fascista obligaba a las autoridades a intentar lograr el favor de los Aliados colaborando en aquello que solicitaran. Pero por otro lado, la deuda de gratitud con el III Reich, especialmente por su participaci?n en la Guerra Civil espa?ola con unidades como la Legi?n C?ndor, llev? a buena parte de los dirigentes franquistas a proteger a los refugiados nazis que lo solicitaran.
El caso m?s espectacular lo protagoniz?, a juicio del profesor Collado Seidel, L?on Degrelle, l?der del movimiento belga nazi Rex y jefe de la Legi?n valona de las Wafen-SS. En 1944 aterriz? con un destartalado avi?n en la playa de La Concha en San Sebasti?n. Tras un tira y afloja con los aliados, Degrelle se instalar?a en Marbella bajo la protecci?n del falangista Jos? Antonio Gir?n de Velasco. No ser?a el ?nico nazi destacado que acabar?a en la Costa del Sol. Collado incluye en su lista a Hans Hoffmann, el int?rprete de Joachim von Ribbentrop, ministro de exteriores de Hitler. Acab? sus d?as en la costa malague?a convertido en un pr?spero promotor inmobiliario.
El criminal de las SS Wolfgang Juggler sigue viviendo en Marbella y las ?ltimas noticias sobre el general de las SS Otto Bremer tambi?n le sit?an all?. En Madrid se instal? Otto Scorzeny, el libertador de Mussolini y pieza clave de la supuesta organizaci?n Odessa, que ayudaba a huir a los criminales nazis. Adem?s, los puertos espa?oles fueron escala obligada para muchos de los que iban a Am?rica del Sur desde la costa italiana. D?nia (Alicante) tambi?n acogi? a destacados criminales, como el comandante de las Waffen-SS, asesino de mujeres y ni?os, Anton Galler, fallecido en 1995. La leyenda sit?a en D?nia a Martin Bormann, jefe de la canciller?a mano derecha de Hitler.
Comentarios
Publicado por Adriana
S?bado, 08 de septiembre de 2007 | 18:41
Mujer, si sigues escribiendo y subiendo articulos tan r?pido , no me dejas lugar a que los lea para dejarte un buen comentario!!!!
Intentar? dejar algo aqui y luego repasar? mejor lo leido.
Es un tema muy triste, como todo lo que tiene que ver con la intolerancia humana desde los princip?os de los tiempos.
Pero hay algo que nos libera y que es el perd?n. Podemos ser perdonados y perdonar, y te escribo sinceramente con una parte de sangre judia en mis venas.
Un beso